LA CASCADA DE DINDEFELO

       ¿QUE  VER  EN  SENEGAL?

Dindifelo, en la lengua peul significa “al pie de la montaña”, es una célebre cascada que es, hoy día, una de las más importantes atracciones turísticas del País Bassari. Una joya escondida al fondo de un fino laberinto, que se hace siempre desear antes de acogerle en un remanso de paz y fascinación.

 
   Descubierto entre 1921 y 1923 por un cazador, la cascada de Dindefelo es hoy una de esas maravillas de la naturaleza y un gran orgullo para Senegal. Situado en la región de Kedougou en el sudeste de Senegal, a 10 horas de coche de Dakar, y a tan solo unos kilómetros de la frontera con Guinea. La cascada nace en el monte de Dande, a 318 m de altitud, en el corazón de una vegetación lujuriosa y de un relieve accidentado que pide un trayecto de verdadero senderismo antes de dejarse descubrir.
 
En las faldas de esta localidad, donde su naturaleza espesa es de una generosidad extrema, el camino parece colocar obstáculos para hacer difícil su accesibilidad y proteger sus riquezas. Pero una vez allí, la naturaleza parece reconocer su valentía y le ofrece un espectáculo inédito, perfecto para la relajación, el descanso, y a la meditación...
 
Bajo el efecto de los rayos de sol, observar la magnífica caída de sus aguas por la roca natural desde 80 m de altura, creando una fina cortina de agua, formando un acogedor estanque de unos 30 m de diámetro, te deja totalmente hipnotizado, haciendo de este lugar un pequeño " jardín de edén ".
En esta amplia piscina natural, la temperatura es en general media y sentirá una agradable sensación de encontrarse en un lugar bendecido por los pequeños duendes acuáticos que viven allí. La leyenda cuenta que este " ritual de baño místico " a pie de la montaña, recompensa al visitante con sus virtudes terapéuticas y otros muchos beneficios más.
 
Entorno a la cascada, esta localidad tiene su reserva natural comunitaria compuesta por chimpancés, panteras,  aves,  especies mamíferas, monos... Y para integrar mejor y comprender los lugares, se impone un paseo en el pueblo del mismo nombre alojado en uno de los francos de la colina. Poblada de Bedicks, Bassaris, Kognaguis, peuls. Esta localidad qué comparte estas maravillas con los pueblos de Ethiolo, Iwol, Salémata, Bandafassi, fongolembi, es un escaparate auténtico de los pueblos de Senegal oriental, que hay que descubrir necesariamente...
 

¡Me interesa!

Deja tu dirección de correo y Campos se pondrá en contacto con más información

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
5 + 5 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.