Pequeño inventario de los artículos utilizados en el juego de la seducción

La seducción está inscrita en el patrimonio genético de todas las mujeres y hombres. Este arte está en la naturaleza de la mujer Senegalesa. Sus secretos se transmiten de madres a hijas, de generación en generación, lo que garantiza la sostenibilidad de todos los pequeños detalles.
Vamos a realizar una pequeña visión del conjunto y posteriormente describiremos un pequeño inventario de los artículos utilizados en el juego de la  de la seducción.
La habitación es un espacio de descanso privilegiado, un lugar de voluptuosa riña entre parejas adultas. Para optimizar las ventajas que la naturaleza que generosamente atribuyó al ser humano y empujando a la seducción hasta sus atrincheramientos más extremos.
 Las mujeres utilizaron el espacio de la habitación para hacer un territorio basado en " guerra de sexos ", iniciativa de la que curiosamente ningún hombre se queja.
 
Pequeño inventario de artes de la seducción al Senegalés.
 
                                                            Historia de las perlas
 
 La historia de las perlas se confunde a la de la humanidad, las perlas más antiguas y descubiertas son unos dientes de animales incididos y llevados como collar. Diversos objetos servían para confeccionar perlas: conchas, semillas, huesos, marfiles, corales...
Las perlas revisten una importancia cultura muy específica en África. Son llevadas en el cuello, en los tobillos, en las orejas, en las caderas. Algunas son hasta utilizadas en el momento de rituales religiosos porque se les confiere poderes místicos (circuncisión en los diola y  iniciación en los Bassari). Y por fin, son símbolo de riqueza y a menudo sirven de señal de rango social. Estos collares llevados a las caderas son efectivo elogio a la coquetería y a la creatividad de la mujer africana. Subrayan el cuerpo de la mujer y pone por delante sus bellas curvas.
 
                                                                                 Diversidad
Los bines-bines
 
Perlas finas plásticas o de cerámica. Existe una gran variedad de bines-bines: los fluorescentes son muy apreciados y permiten orientarse en la oscuridad.Cuando las chicas se ponen varios collares alrededor de la  cintura y vagan en la ondulación, el hombre se transforma inmediatamente en lobo de Tex Avery. Este ruido muy sugestivo es sugerente para el hombre, quien sabe escuchar.
 
El ferl
 
Está hecho de perlas gruesas cuyo frotamiento hace ruido cuando la que le lleva se desplaza. El ruido es pensado y deseado por supuesto ya que despierta la curiosidad y apela a la imaginación de los hombres que se encuentren en los alrededores.
 
Môrômôrô
 
Es perfumado, sirve como  se dice embriagar a su hombre. ¡Y de su hombre únicamente debe ser visto!
 
 Los dial-dialis
 
Perlas de madera de tamaño más pequeño que los bines-bines. Hacen un ruido especial (dial dial dial dial), de ahí su nombre, cuando su portadora se mueve. Este ruido mareante, es para los conocedores una auténtica llamada a la acción.Se colocan alrededor de las caderas.
Podemos personalizarlos sumergiéndolos en un bol de incienso aromatizado con perfumes diversos según los gustos de cada persona. Los dial-dialis se contonean en las caderas y son un adorno más para el cuerpo desnudo de la mujer.
 En Senegal, en Sahel, en Sudán y en Chad entre otros, los dial-dialis son conocidos para realizar cosquillas a las virilidades desfallecientes.
 
Peme
 
En cuanto a él, hecho referencia a los collares fosforescentes, le dejamos imaginar sus potencialidades
 
 
                                                   Los béthios o pequeños taparrabos
 
Antaño utilizados por las mujeres de avanzada edad a modo de ropa interior. Hoy en día, con la invasión de tangas, string, bóxers, calzones brasileños y otros, utilizados incluso en las aldeas más lejanas. El pequeño taparrabos, como un reflejo de supervivencia, se recicló, empezando una segunda vida  a modo de accesorio travieso.
Perforados o no, algodón o seda, neutros " y " prudentes " o adornados de dibujos altamente sugestivos, los pequeños taparrabos se han convertido en lo más extremista del taparrabo.                ¡Lo que sugiere resulta más revelador y es una tentadora garantizada!
 
El némali o Incienso
 
Fragancia de una variedad de olores, perfumes y esencias diversos. Se espolvorea sobre brasas de leña colocadas en una pequeña olla cerámica ("ande thiouraye"). Se dice que el némali o Incienso despierta  la bestia dormida de cada hombre.
 
El saf safal o droga del sexo               
                                    
Se considera que aumenta la intensidad del acto sexual proporcionando un calor tórrido digno de fuegos del infierno, sin los inconvenientes del infierno (en el buen sentido). Se utiliza la expresión coloquial: " calienta pero no quema”.
 
El string
 
Palabra inglésa, prenda que destaca la silueta, allí donde el muslo se llama de otro modo. El tanga resulta un bello ejemplo de mundialización acertada.
                      
 
 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

¡Me interesa!

Deja tu dirección de correo y Campos se pondrá en contacto con más información

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
8 + 0 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.